Descubre tu zona erógena según tu signo

Si quieres saber cual es la parte de tu cuerpo que tienes más sensibilidad pues acontinuación lo sabrás todo depende de tu signo y conoceráscual es tu zona erógena.

Aries
Tus partes más sensibles al placer son la cabeza y la cara, te gusta que te jalen el pelo en el encuentro amoroso, que te den masaje en la cabeza, que te agarren la cara con fuerza erótica. Para seducirte hacen falta palabras picosas y subidas de color en un lugar donde nadie más pueda oírte.

Tauro
Tus partes más sensibles al placer son el cuello y la garganta, el que quiera seducirte deberá darte besitos y mordidas en el cuello, emitir sonidos pujantes para que puedas soltar el cuerpo y gozar. Un Tauro, necesitas sentirse querido para poder disfrutar sensualmente.

Géminis
Tus partes más sensibles al placer son las manos, brazos, y hombros. El que quiera seducirte, deberá chuparte los dedos de las manos, darte masaje desde los hombros hasta los brazos, abrazarte y apretarte durante el encuentro sensual y decirte cosas divertidas con fantasías inteligentes.

Cáncer
Tus partes más sensibles al placer son los pechos y el estómago, así que la zona del pecho será todo un mar de posibilidades para besos, caricias, mordiscos y masaje circular. También mordidas y besos en la zona del estómago con masaje circular de derecha a izquierda.

Leo
Tus partes más sensibles para el placer son el corazón y la parte alta de la espalda. Para hacerte el amor primero te tienen que poner de buen humor, con chistes, cosquillas, palabras amorosas donde te sientas guapo, atractivo y sensual. Te gusta galopar a tu pareja, ser el activo y moverte con libertad sometiendo de alguna manera a tu amante.

Virgo
Tus partes más sensibles al placer son el abdomen y los intestinos, a ti te gusta el amor fuerte y complicado, te prende que empiece el cachondeo en el coche o en un lugar prohibido donde te puedan cachar. Los videos y los juguetes sensuales serán perfectos para que pierdas la cabeza y te entregues a la pasión.

Libra
Tus partes más sensibles al placer son las rodillas y la parte baja de la espalda, las nalgadas te producirán un placer exquisito, los masajes con aceites en la espalda, los besos y mordidas en las rodillas y sobre todo, las posiciones prados o sentados fuera de la cama o alcoba con música provocativa.

Escorpión
Tus partes más sensibles al placer es el sistema reproductivo o sea, tus órganos sexuales. Eres uno de los signos más cachondos, no necesitas mucho preámbulo para encenderte, aunque el sexo oral y el jugueteo prolongado son tu especialidad, tanto para darlo como para recibirlo. El que esté contigo una vez, no te podrá olvidar.

Sagitario
Tus partes más sensibles al placer son los muslos y toda la parte de la cintura hacia abajo. Te encanta que te cabalgues tú posicionado abajo y tu pareja arriba, que tarde muchas horas en el baile sensual de los cuerpos, porque necesitas mucho tiempo para llegar al éxtasis. Tu pareja deberá aprender a respirar para controlar el orgasmo y permitirte llegar a él primero.

Capricornio
Todo tu esqueleto es sensible al placer, así que para ti, el preludio sensual deberá empezar en la sala de la casa, con música que te prenda la pasión, juegos y fantasías compartidas y fuera de lo común, atreverte a sobre pasar tus límites para desinhibir a tu pareja y crear imágenes mentales que permitan llegar al orgasmo. Los juguetes sexuales te encantarán.

Acuario
Eres muy sensual y te excita ver las imágenes provocativas. Ya sea que tu pareja se vista con ropa interior cachonda, que te baile mientras tu le observas o bien, ver películas atrevidas mientras empieza el toqueteo entre los amantes. Te gusta abrir los ojos y mirar fijamente a tu amante.

Piscis
La parte más sensible al placer son tus pies, te fascinará que tu amante te bese y chupe los dedos y te haga cosquillas, te de masaje desde los pies subiendo por las piernas, el abdonen y la cabeza. Eres tan sensual que te gusta hacer el amor, parar para tomar algo refrescante y volver a empezar. La música es imprescindible y que al terminar, se queden a dormir contigo abrazados como si fueran uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *